Facebook

Consejos

     Pruébatelo  Consejos  Problemas más frecuentes

En caso de que cambie tu talla de espalda, probablemente cambiará también la de la copa. Una 85E es más pequeña de espalda y copa que una 90E. Por consiguiente, si disminuye tu talla de espalda, prepárate para aumentar una talla de copa, y viceversa.


Copa demasiado pequeña, los tirantes se situan demasiado bajos. Los pechos se levantan.
Los aros del sujetador se doblan hacia afuera. Deben estar siempre planos contra la caja torácica y recoger plenamente el pecho en todo su contorno. El pecho está plenamente recogido y los tirantes bien posicionados.




La banda inferior se desplaza hacia arriba por la parte posterior, porque la talla(el cotorno) es demasiado grande. La banda inferior debe estar recta través de la espalda..




La copa no sostiene la forma del pecho. Sus pechos se levanten y están completamente recogidos por las copas. Los aros deben estar siempre planos contra la caja torácica.


Una talla equivocada no ofrece ningún apoyo. Los tirantes se clavan en los hombros y esto perjudica la postura. Cuando el sujetador está perfectamente bien adjustado, toda la postura se beneficia.

Volver al inicio de la página

La mayoría de las mujeres no llevan la talla de sujetador que les corresponde. Descubrir tu talla exacta te puede cambiar la vida, ya que, si llevas el sujetador adecuado, no solo la ropa te quedará mejor, sino que, además, te sentirás mejor contigo misma.

La talla de sujetador puede cambiar con el paso del tiempo debido a distintos factores como la edad, las variaciones de peso, el embarazo o la píldora anticonceptiva.

No existe una ciencia exacta para saber cuál es la talla de sujetador; además, cada fabricante tiene su propia interpretación de las tallas y maneras diferentes de cortar el material para la creación de estilos diferentes. Ya te habrás dado cuenta de que llevas tallas distintas dependiendo del fabricante. Asimismo un tipo de sujetador puede quedarle perfecto a una mujer y fatal a otra, incluso teniendo la misma talla. Nosotros te la cambiamos hasta que encuentres la tuya.

Volver al inicio de la página
Pruébatelo

Tomar las medidas es sólo el primer paso para descubrir tu talla exacta de sujetador. Al hacerlo, la cinta que rodea tu cuerpo debe estar bien firme, pero sin apretar. Además, si te miras de perfil en un espejo, deberá estar en posición horizontal –nunca deberá subirse por la parte posterior-. El peso de los pechos lo aguanta principalmente la banda inferior y no los tirantes. Los aros del sujetador deben quedar planos sobre la caja torácica sin clavarse ni hacer roce en tus pechos.

Los pechos deben quedar bien recogidos en las copas del sujetador y éstas deben terminar en un tejido más suave, donde ya se puede ver el busto. No debe sobresalir el pecho por arriba ni por los lados; ni siquiera si luces un sujetador tipo balconette o de talle bajo.

Sabemos que cada fabricante interpreta las tallas a su manera, por eso, pruébate nuestros sujetadores con la seguridad de que te lo cambiaremos las veces que sea necesario para que encuentres el que te queda bien.

Volver al inicio de la página
Consejos
Al probarte un sujetador, lo mejor es abrocharlo en el enganche que te quede más flojo. De esta forma podrás apretarlo cuando ya lo hayas llevado varias veces. No te olvides de ajustar los tirantes para que no queden demasiado sueltos.

Ponte una camiseta sobre el sujetador para ver mejor cómo quedan las costuras del sujetador y si éste te favorece.

Volver al inicio de la página