Facebook

Pesadilla de sujetador

 

Mal sujetador = El Infierno

  • Se ven pechos dobles, parte de tu pecho se escapa de la copa.
     
  • Cuando los aros no rodean los pechos apropiadamente, se clavan en tu cuerpo.
     
  • El contorno está demasiado suelto, por lo que se sube en la espalda.
     
  • Los aros están separados de tu cuerpo.
     
  • Los tirantes se te clavan en los hombros, porque están demasiado apretados.
     
  • Los tirantes se te caen de los hombros, porque están demasiado sueltos.
     
  • Pechos caídos, ya que simplemente no tienen suficiente soporte.
     

Buen sujetador = El Cielo

  • El cotorno está nivelado y ajustado (aunque no demasiado), todo alrededor de la espalda.
     
  • Los pechos están completamente rodeados y soportados por los aros.
     
  • El pecho no se escapa de la copa.
     
  • Los aros quedan planos contra la pared torácica.
     
  • Un ajuste cómodo y de gran apoyo, que hace que te veas muy bien.